zv7qrnb
AULA FAMILIAR » El control de esfínteres

El control de esfínteres

INICIO DE LA ESCOLARIZACIÓN EN EL 2º CICLO DE EDUCACIÓN INFANTIL
ORIENTACIONES, SUGERENCIAS Y ACTIVIDADES A LOS PADRES:
EL CONTROL DE ESFÍNTERES

1. ¿Qué significa “control de esfínteres”?

El control de esfínteres supone el paso de un comportamiento reflejo automático a una conducta voluntaria y controlada. Decimos que no hay control de esfínteres cuando el niño moja la cama durante la noche y / o se moja la ropa durante el día. La mayoríade los niños logran el control diurno entre los dos y los tres años. Hacia los cinco años ha adquirido ya el control nocturno y entre los doce y catorce años únicamente un 2% de los niños permanecen con incontinencia ocasional. Es importante señalar que cualquier situación que produzca tensión o ansiedad puede estorbar o interferir el control de esfínteres y que estos plazos pueden variar de un niño a otro.

2. ¿Cuándo podemos decir que un niño ha alcanzado la madurez suficiente para aprender a controlar esfínteres?

Debemos estar atentos a algunos indicadores:

  • El niño debe ser capaz de permanecer cierto tiempo realizando una tarea y prestando atención a la misma.
  • El niño debe ser capaz de imitar (hacer lo mismo que hacen los mayores, otros niños, los personajes de un cuento…) y obedecer instrucciones simples,como subirse y bajarse el pantalón.
  • El niño debe conocer las palabras clave: pis, caca, mojado, sucio, limpio, pañal, water, orinal…
  • Debe darse cuenta de las sensaciones molestas que ocurren después de orinar o hacer caca (estar “mojado”, “sucio”) y poco a poco ser consciente de lo que se siente antes de: las “ganas” de hacer pis o de hacer caca.
  • El niño es capaz de permanecer un intervalo de 2-3 horas seco (su pipí ya no es un goteo continuo).

3. ¿Cómo podemos ayudar al niño a conseguir el control de esfínteres? Pasos a seguir:

  1. Durante unos días anotaremos las horas en las que el niño suele orinar o hacer caca.
  2. Empezar el programa de entrenamiento QUITÁNDOLE EL PAÑALyponiéndole en el orinal media hora antes de la que hemos anotado en períodos no superiores a dos horas. NO volver a PONER EL PAÑAL aunque tengamos que estar cambiándole continuamente.
  3. Descubrir las señales del niño: El niño puede dar signos del niño concretos no verbales de que quiere hacer pis (se mueve, cruza las piernas, se lleva las manos al pubis,…) o caca (se pone rojo, se encoge,…) Cuando lo inicie, dígaselo para que se dé cuenta de ello: “(nombre del niño/a), me parece que tienes ganas de hacer caca ahora ¿verdad?”
  4. Establecer una rutina, llevándolo al cuarto de baño a intervalos regulares (empezaremos con intervalos inferiores a 2 horas y progresivamente, cuando hayamos conseguido que haga pis iremos aumentando progresivamente). Acompañarlo junto con alguna lectura, juguete o canción, haciéndole agradable su permanencia en el WC, pero nunca obligándolo. Es importante que los padres acompañen siempre al niño a hacer pipí / caca y le enseñen cómo hacerlo.
  5. Cuando el niño haga pipí o caca en el WC lo celebraremos con una alabanza. Si no, no pasa nada. Pero se puede decir que “otro día”o “la próxima vez”hará caca en el orinal como los niños mayores.Nunca debemos culpabilizar al niño, amenazándolo, riñéndole, comparándolo con hermanos u otros niños o ridiculizándolo por haberse hecho pipí o caca encima.Recordar que cada niño tiene su propio ritmo.
  6. Y por la noche…
  • Una vez conseguido el control durante el día, retiraremos el pañal de la noche ¡Definitivamente!
  • Recordar que es muy importante que los niños se acostumbren a hacer pis siempre antes de acostarse.
  • Es posible que los primeros días no aguante toda la noche seco, en ese caso procuraremos despertarle a media noche, para que haga pis conscientemente en el WC. Si vemos que está mojado, la siguiente noche lo levantaremos un poquito antes.
  • Para ayudarle a controlar el pis durante más tiempo, es conveniente jugar durante el día a soltar y retener el pis varias veces cada vez que vaya al WC.

Otros consejos que facilitarán el control de esfínteres:

  • El entrenamiento en control de esfínteres deberá realizarse siempre en un ambiente relajado, tranquilo y comprensivo, sobre todo cuando ocurra algún “fallo”:
  • Con respecto a los padres, se recomienda hacerlo cuando éstos se encuentren disfrutando de días libres o vacaciones, fuera del estrés del trabajo y con tiempo disponible para el entrenamiento.
  • Con respecto a los niños, es aconsejable hacerlo con la llegada del buen tiempo para evitar posibles catarros si moja la ropa o las sábanas al inicio del entrenamiento.
  • Pondremos al niño ropa fácil de quitar: para evitar “escapes” por no poder llegar a tiempo al WC, será aconsejable ponerle pantalones con elásticos, evitando ropa ajustada, con botones, cinturones o cremalleras.
  • Para facilitar que el niño pueda sentarse a hacer pipí o caca por él mismo se puede utilizar un orinal que disponga de tapa (imitan pequeños WC) o colocar un adaptador en el WC.
  • En definitiva, los padres debemos:
  1. SER PACIENTES Y CONSTANTES: mantener una rutina,orden y horarios fijos.
  2. IR PASO A PASO Y NO DESISTIR ANTE LOS FRACASOS.
  3. TOMARSE LA SITUACIÓN CON CALMA Y CON BUEN HUMOR.

4. ¿Por qué a algunos niños les cuesta más adquirir el control de esfínteres?

  • Podemos encontrar niños con dificultades de aprendizaje, por lo que puede costarles mucho más tiempo el adquirir las habilidades básicas necesarias para ir al cuarto de baño de modo independiente. También puede que tarden algo más en aprender a reconocer las señales de su propio cuerpo y no sepan cuándo tienen ganas de ir al WC.
  • Podemos encontrar niños con dificultad para aprender y utilizar el lenguaje. Puede que no sean capaces de decir a sus padres que necesitan ir al WC con palabras, por lo que éstos tienen que atender a otros signos para saberlo.
  • Algunos niños pueden encontrar difícil el adaptarse de una situación a otra. Por ello, podría ocurrir que en casa vayan al baño sin problemas, pero se nieguen a hacerlo en la guardería o en la escuela.

En general, podemos hablar de diferentes causas que expliquen un retardo en el control de esfínteres:

  1. Demora en el desarrollo neurológico.
  2. Existencia de estados de tensión y angustia en el niño que puede expresar mediante este tipo de retrocesos.
  3. Exceso de castigo en la enseñanza del control de esfínteres.
  4. Presencia de infecciones, presión muscular o inhibición de los reflejos, por eso es preferible crear un ambiente agradable para el desarrollo de estos hábitos.

5. ¿Y una vez logrado el control de esfínteres?

Una vez que hemos conseguido que el niño aprenda a hacer pipí / caca sin pañal,debemos iniciar al niño en otros hábitos relacionados con un uso adecuado del WC :

  • Subir y bajar la tapa del WC antes y después de su uso.
  • Cerrar la puerta del cuarto de baño cuando esté utilizando el WC y al salir del mismo.
  • Orinar o defecar sin mojarse o mancharse.
  • Cortar el papel higiénico, limpiarse sin mancharse o mojarse la mano y tirar al WC el papel usado.
  • Después de utilizar el WC tirar de la cadena o pulsador de agua.

6. Algunos libros ycuentos que podemos utilizar.

Para incitar al niño en el control de esfínteres, una forma es leerle cuentos que traten sobre ello, explicándole lo que ocurre con los personajes. Aquí presentamos algunos que serán de utilidad:

¡Caca! .BAXTER, INCOLA. Barcelona: Timun Mas, 2003.
¡Ya no llevo pañales!.DENOU, VIOLETA. Barcelona: Timun Mas, 2004.
¡Fuera pañales!WATT, FIONA. Londres: , 2002. Usborne
¿Y después de los pañales?BORGARDT, MARIANNE. Barcelona: Timun Mas, 1996.
¡ Pipí en la hierba!BONNIO, MAGALI. Barcelona: Corimbo, 2002.

Montse Patiño Benavent, Juana Mª Hernández Pérez

S.P.E. A-11. MARINA ALTA. Telf: 96.578.38.33. Fax: 96.642.42.12. Correu-e: 03403002@ edu.gva.es

Etiquetes
L'autor: Aula Familiar
Aula Familiar és un equip format per professionals especialistes en Psicologia, Pedagogia i Audició i Llenguatge.