I Jornadas Socioeducativas de Dénia: Violencia 0 desde los 0 años.

Transcurridas el 22, 26, 27 y 28 de septiembre de 2016.

RAMÓN FLECHA y LIDIA PUIGVERT: 22 septiembre 2016

El jueves pasado, Ramón Flecha nos ofreció la oportunidad de conocer las aportaciones científicas internacionales para la erradicación de la violencia.

Ramón Flecha nos abre los ojos hacia la necesidad y, sobre todo, el derecho que tienen nuestros alumnos de que las actuaciones educativas que realicemos en las escuelas estén basadas en investigaciones científicas internacionales, tal y como pretendemos en salud, investigaciones que son públicas y objeto de revisión antes de su publicación y después.

No basarse en evidencias científicas para para la superación de la violencia, es no mejorarla.

Cualquier intento de mantener a la sociedad en el analfabetismo científico esconde intereses económicos, protagonismos… a costa de la convivencia de los hombres y mujeres.

¿Y qué dicen las investigaciones científicas internacionales sobre la violencia y cómo superarla?

La primera clave para la superación de la violencia es el posicionamiento de toda la comunidad. La violencia es cosa de todos y todos a una hemos de actuar. Es por ello, que hemos de realizar actuaciones profundas que hagan que nuestros alumnos y toda la comunidad educativa entiendan que una agresión no es un problema de dos sino de todos. Cuando el contexto en el que se mueve el agresor es un contexto de tolerancia cero hacia cualquier tipo de conducta violenta, el agresor no encuentra espacios para moverse en estos términos violentos y necesita modificar su conducta y mejorar su forma de relacionarse con los demás.

Asimismo, señaló que, puesto que la forma de superar la violencia pasa por el posicionamiento de toda la comunidad, no han demostrado ser tan efectivos para superar la violencia programas en los que la solución queda en manos de unos pocos expertos, tal y como sucede con la mediación o la tutorización entre iguales.

Los estudios nos llevan también a poner el foco en relación entre lo atractivo y lo violento. El lenguaje que acompaña la violencia (en canciones, películas y diálogos cotidianos) es un lenguaje de atracción hacia la misma. Y en ese lenguaje nos hemos socializado y están socializándose nuestros hijos. A todos nuestros niños les hemos enseñado el lenguaje de la ética y todos lo conocen. Conocen lo que está bien y lo que está mal. Pero siguen atraídos por los modelos violentos y eso se refleja en sus diálogos. Puesto que el lenguaje de la ética no ha logrado erradicar
la violencia, es necesario que a este lenguaje le sumemos el del deseo, es decir, que dotemos de atractivo las actitudes no violentas y a los niños y adultos que se posicionan para defender a otro, llevándolos al lugar social que se merecen, el de valientes.

Otro factor para la superación de la violencia es la amistad. Tener un amigo es una de las claves principales para la protección del acoso escolar. Por lo tanto, hemos de fomentar desde la primera infancia la amistad verdadera. Y una amistad verdadera siempre excluye la violencia. Para ello, desde la escuela y desde casa hemos de profundizar en el desarrollo de los sentimientos. Esta educación en sentimientos va mucho más allá de la educación emocional, puesto que las emociones (enfado, alegría, tristeza) son positivas y negativas, y cambiantes por momentos. Sin embargo los sentimientos (amor, amistad, solidaridad…) son siempre positivos y duraderos en el tiempo, con una profundidad que ahonda en las raíces para la superación de la violencia. Se ha hecho mucho en educación emocional pero poco en educación de sentimientos.

Nuestra trayectoria en educación emocional, basada en teorías mediáticas pero no de investigación científica, nos ha llevado a muchas prácticas en las que instamos a nuestros niños a besarse, abrazarse, cogerse de la mano… y ni siquiera nos cuestionamos si quieren hacerlo o no, obviando lo que haya podido suceder o no entre ellos. La educación emocional sin bases científicas puede convertirse en destrucción emocional.

Respecto a la violencia de género, las evidencias científicas nos hacen poner el foco en lo que realmente origina dicha violencia. Hemos hecho muchas campañas contra el amor romántico y contra los micromachismos, por ejemplo. Pero no son éstos los que originan la violencia de género, sino los hombres violentos. Blanca Febre, en una intervención posterior, clarifica estas afirmaciones, explicando que no significan que hemos de defender el machismo, sino que, ante la gravedad de lo que está sucediendo, hemos de poner el foco sobre lo que realmente importa y dicen las publicaciones científicas que provoca violencia. Así mismo, Ramón Flecha remarca la importancia de clarificar que la violencia de género no se da por la condición de ser pareja o expareja, sino por la de ser un hombre violento, sea en relaciones estables o en relaciones
esporádicas.

Las investigaciones que se están realizando en torno a la acción dialógica como motor de cambio de la socialización, demuestran que el diálogo es clave para la transformación de esta atracción, llevándola hacia las nuevas masculinidades alternativas, por lo cual se hace imprescindible que en la escuelas se ofrezca la oportunidad a los alumnos de tener espacios en los que se den estos diálogos transformadores.

Y, por último, destaca la importancia de que la tolerancia 0 hacia la violencia se trabaje desde los 0 años, tal y como indica el nombre de estas jornadas. Una acción violenta no es tolerable a ninguna edad y es desde el primer momento desde el cual hemos de intervenir si queremos superar la violencia en general y el acoso escolar y la violencia de género en particular.

Lidia Puigvert, ante su imposibilidad de acudir a las jornadas, nos envió un vídeo en el que remarcaba estas ideas, haciendo uso de las conclusiones que se extraen de la investigación científica y destacó que la mejor manera de luchar contra los factores que perpetúan la violencia de género, es hacerlo desde la socialización, interviniendo desde los 0 años, para lograr contextos libres de violencia y de atracción hacia la misma. Además, resaltó el trabajo conjunto de hombres y mujeres actualmente, en el rechazo a la violencia y en la creación de espacios en los que los niños puedan sentirse seguros y libres de ser quienes son y no deban esconderse tras un caparazón creado por el miedo.

 

NURIA MARÍN y SARA CARBONELL 26 septiembre 2016

Este lunes pasado, tuvimos la oportunidad de adentrarnos, en dos experiencias de centro, a cargo de Nuria Marín y Sara Carbonell, en la que se nos explicó el proceso de creación del Modelo Dialógico de Convivencia en los centros educativos Escola Mare de Déu de Montserrat de Terrassa
y en el CEIP Lluis Vives de Cullera.

Una vez más, nos encontramos con que seguir las evidencias científicas es el mejor camino para la superación de la violencia. Y que, el modelo lo están llevando a cabo poniendo en marcha aquellas actuaciones que el proyecto Includ-ed ha demostrado que funcionan.

Lo primero que remarcó Sara Carbonell es que el proyecto debe ser comunitario, todos a una, puesto que solos no podemos erradicar la violencia en los centros escolares.

Sara Carbonell nos ofreció algunas claves que, en su centro, les ayudaron a garantizar el éxito y la rapidez a la hora de implementar el Modelo Dialógico de Solución de Conflictos, como son: realizar ya algunas Actuaciones de Éxito (Tertulias Literarias Dialógicas y Grupos Interactivos), tener algunas comisiones mixtas en funcionamiento, haber dialogado ya mucho con los alumnos sobre las claves para prevenir la violencia (como son la amistad, ir todos a una…) y, como factor muy importante, la democracia deliberativa y la ética procedimental en todo el proceso.

A continuación, se nos explicó todo el proceso por el que había pasado la escuela y los pasos que se llevaron hasta la creación de la norma. Es todo este proceso donde se encuentra el éxito del modelo. El éxito no viene cuando por fin se ha redactado la norma, sino en las múltiples
interacciones y diálogos transformadores que se van teniendo en las asambleas, reuniones, comisiones mixtas… y la retroalimentación con las Actuaciones de Éxito que ya se realizaban (especialmente con las tertulias).

En la intervención de Nuria Marín para explicarnos la experiencia de su centro, destacan con fuerza los sueños que tienen las familias de los niños de cualquier condición social y económica: todos quieren que sus hijos tengan el mayor éxito académico y la mejor convivencia. Y es importante no obviar el tema académico, pues cuando un niño aprende se incrementan sus posibilidades de mejorar la convivencia.

Nos explicó, más allá del proceso de creación de la norma, las condiciones para que una norma sea significativa y nos habló de la importancia de incorporar todas las voces de la comunidad (especialmente de las madres) destacando que, cuando se hace partícipe a las familias de la toma de decisiones, sus voces no deben ser recogidas sin más, sino que deben utilizarse para provocar cambios en las actuaciones del centro. La participación de la comunidad debe ser real. Nos comentó cómo funciona la comisión mixta de convivencia, la asamblea mixta de delegados y la tutoría mixta.

Nos explicó, también, como esta transformación de la visión de la realidad provoca transformaciones internas en cada uno de nosotros, que debemos repensar y superar nuestras propias resistencias, fruto de la socialización recibida hasta ahora. Y es por ello, que resulta imprescindible la formación dialógica del profesorado y del resto de la comunidad.

 

RAQUEL AGUILAR y BLANCA FEBRE 27 septiembre 2016

Ayer, tuvimos la suerte de contar con otras dos experiencias de centro que complementaron ampliamente las anteriores intervenciones. Raquel Aguilar y Blanca Febre nos ayudaron a conocer prácticas de aula basadas en evidencias científicas para la erradicación de la violencia, desde dos centros: El CEIP Ciutat de Cremona d’Alaquàs y el Centro Concertado Sagrada Familia de Valencia.

Raquel Aguilar nos ayudó a llevar a la práctica el Modelo Dialógico de Solución de Conflictos, siguiendo las claves teóricas del mismo. Vimos la transformación de la teoría en la práctica, ofreciéndonos muchas pistas para poder implementar el modelo en nuestros centros desde nuestro día a día en el aula.

Habló de los espacios de diálogo y de cómo fomentarlos, explicándonos el funcionamiento de diferentes espacios, que van desde las Tertulias Literarias Dialógicas hasta los seminarios de “A Hombros de Gigantes”, pasando por el visionado de películas, series.. en torno a los que establecer diálogos con los alumnos.

Así mismo, se nos ofrecieron claves para romper la ley del silencio y para que el profesorado podamos ayudar a ello, no trivializando cuando los alumnos se atreven a contarnos sus problemas.

Vimos, igualmente, maneras de trabajar la amistad, la solidaridad, la capacidad de elección y atracción, cómo utilizar el lenguaje del deseo frente al de la ética, cómo fomentar el NO es NO y la importancia de consensuar pautas frente a los matones. Raquel nos dio muchos ejemplos para utilizar el lenguaje del deseo y dotar así de atractivo a aquellos alumnos no violentos y que se posicionan.

También se habló de cómo fomentar el NO es NO y la importancia de consensuar pautas frente a los matones y, sobre todo, de no normalizar la violencia a ninguna edad.

Blanca Febre, en su relato de experiencia de centro, nos ofreció una visión de trabajo con nuestros adolescentes:

El primer punto que destacó es que el impacto se consigue cuando es todo el centro el que trabaja de manera global frente al trabajo aislado de aula y la necesidad de hacerlo basándose en criterios internacionales.

Nos explicó la importancia de las actuaciones de éxito, pues ayudan y retroalimentan todo el modelo de prevención dialógica del conflicto.

Incidió en que los alumnos están deseosos de tener espacios de diálogo y nos ofreció multitud de artículos, películas y libros sobre los que trabajar en esos espacios. Destacó que en estos diálogos es importante poner el foco en lo que realmente ayuda a superar la violencia de género, que es la capacidad de elección y el posicionamiento en contra de cualquier acto violento.

Al igual que Sara Carbonell, Blanca Febre nos recordó que es necesario que el desarrollo normativo de los centros, se haga a través de un proceso de democracia deliberativa basada en el diálogo igualitario.

Para todo ello (tal y como ya se ha hablado en las intervenciones anteriores) es fundamental la formación del profesorado.

Nos recordó que nuestros alumnos y familias, en su diversidad, ofrecen un tesoro a la escuela: su inteligencia cultural, que podemos y debemos utilizar para mejorar los aprendizajes y la convivencia.

Para finalizar, Blanca Febre, nos ofreció esta reflexión: Es urgente cambiar la socialización de nuestro alumnado y crear escuelas libres de violencia y, para ello, el Modelo Dialógico de Convivencia tiene un gran impacto.

 

LAURA RUIZ: 28 septiembre 2016

Laura Ruiz nos ha ofrecido la ponencia cuyo tema es No al acoso: Colectivos vulnerables.

El fenómeno del bullying nos persigue en el tiempo, al entrar en las redes sociales. Los estudios sobre el ciber-bullying nos ofrece datos escalofriantes sobre la cantidad de niños que han padecido bullying o lo han cometido, convirtiéndose en un fenómeno global preocupante.

Además, estos estudios indican que las niñas tienen más riesgo de prevenir bullying en las escuelas, por lo que tomar medidas centradas en ellas es urgente. El colectivo LGTB, los alumnos de minorías culturales o las personas con discapacidad son grupos vulnerables también con mucho más riesgo de padecer acoso que el resto. Además, estos estudios nos muestran las consecuencias devastadoras que origina dicho acoso sobre cada uno de estos niños.

El foco para superar este acoso lo hemos de poner en las raíces: el proceso de socialización. Uno de los fenómenos de este proceso de socialización es el espejismo del ascenso, del cual nos ha desgranado las características claves de la socialización que lleva a las niñas a entrar en este espejismo del ascenso y las gravísimas consecuencias que tienen en las niñas que lo padecen.

Además, Laura Ruiz nos muestra en su crudeza los mensajes que están recibiendo los niños y que van desarrollando esta socialización en la atracción hacia la violencia: canciones, películas, series de televisión, artículos de prensa, en los relatos de adolescentes…

Nos ha desgranado los modelos de masculinidad, abriéndonos los ojos hacia los hombres que forman parte de las Nuevas Maculinidades Alternativas, que siempre se posicionan ante una agresión y sí contribuyen a la superación de la violencia, a la vez que generan atractivo y crean modelos alternativos de relaciones afectivo-sexuales.

Una vez más, al igual que lo hicieron las ponentes anteriores, Laura Ruiz nos insta a no despistarnos con discursos que entablan luchas que no van al foco real de la violencia.

Para prevenir esta socialización de atracción hacia la violencia hemos de actuar para prevención desde los 0 años. Actuar desde la edad preescolar tiene efectos más beneficiosos que actuar en la adolescencia, lo cual da todo el sentido al nombre de estas jornadas. Respecto a la agresión en la primera infancia nos ofrece los datos que se derivan de los estudios publicados, haciéndonos ver que las agresiones se dan desde los primeros años y desmontando mitos que tenemos sobre la violencia en esas edades y sobre los agresores y su rol social en el grupo. Así mismo, nos expone las claves de estos estudios para realizar esta prevención e intervención en la primera infancia. Y, una vez más, vemos como el posicionamiento de adultos e iguales es igual sino más importante en la primera infancia.

Una vez más romper la ley del silencio y fomentar las verdaderas amistades se revela como imprescindible para prevenir el acoso escolar y la violencia de género, lo que ya está indicando el camino que hemos de seguir en las escuelas y en casa.

Finalmente quiero destacar el acento que pone Laura Ruiz en que esta actitud de tolerancia cero ante la violencia y de reacción de apoyo a la víctima debe estar presente en toda la sociedad que envuelve a nuestros niños, implicando la comunidad educativa, a las familias y a todo el municipio.

Por ello, viendo la cantidad de representación de familias, asociaciones, educación, de las fuerzas de seguridad y sanidad y tantos otros reunidos aquí creo que se abre un camino esperanzador en Denia hacia la superación por fin de la violencia, gracias al posicionamiento de todos. ¡Todos a una, como Fuente Ovejuna!

Julia Monfort – SPE A-11 Dénia

Share on Facebook1Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someoneSi ho trobes interessant, comparteix!

Aula Familiar

Aula Familiar és un equip format per professionals especialistes en Psicologia, Pedagogia i Audició i Llenguatge.